Lunes, 26 de Junio de 2017
Buscar

LA INTERNACIONALIZACIÓN DIGITAL ES EL IMPULSO PARA TU NEGOCIO LA INTERNACIONALIZACIÓN DIGITAL ES EL IMPULSO PARA TU NEGOCIO

Inycom International eBusiness, la transformación digital que impulsa el negocio internacional

La diversificación de mercados es un hecho en un mundo global y conectado y la tecnología nos brinda un sinfín de oportunidades, integrándose en la estrategia general de internacionalización de las organizaciones.  Pero, ¿qué significa para Inycom la Internacionalización Digital?

Las últimas cifras de las exportaciones españolas son positivas con respecto al pasado ejercicio: aumentan las exportaciones, la base de exportadores regulares,  la tasa de cobertura, y se reduce el déficit comercial.  Ello no implica que la situación sea óptima, ya que un análisis de nuestro tejido empresarial frente a la venta exterior muestra: poca diversificación geográfica (vendemos casi un 65% del total a nuestros vecinos comunitarios), y una alta concentración empresarial en la cifra de exportaciones, (más de la mitad de los a penas 150.000 exportadores españoles no facturaron más de 50.000€ al exterior en 2015). Según datos del Ministerio de Economía, “el 99,8% del valor exportado en 2015 fue realizado por aquellos exportadores relevantes que exportaron 50.000 ó más euros”.

También son positivos los datos más recientes de la Comisión Europea informando que España ha escalado dos posiciones en el ranking de la transformación digital, situándose en el puesto 17 de los 28 estados miembros, frente al puesto 15 que ocupábamos anteriormente.

¿Nos conformamos con estas cifras?

La diversificación de mercados como estrategia empresarial de las empresas españolas debe contemplar nuevos escenarios, canales y clientes cada vez más digitales y conectados. Las oportunidades de la internacionalización digital están a nuestro alcance y no son patrimonio únicamente de las grandes empresas. Internet democratiza.

La innovación en la internacionalización supone en gran medida utilizar las tecnologías más adecuadas en cada fase del proceso. Desde la inteligencia estratégica y de negocio, pasando por el marketing, la operativa del comercio exterior, llegando a la comunicación. La “necesaria” transformación digital de nuestras empresas en aras de la competitividad no es una conversación recurrente, es una responsabilidad.

En un mundo con más de 3.000 millones de usuarios conectados a Internet y la mayoría en movilidad, las tecnologías nos facilitan el acceso a nuevas oportunidades de negocio, a canales de venta digitales, y a consumidores con capacidad de comprar nuestros productos. Pero ni la tecnología ni internet suprimen todas las barreras y riegos que implica la actividad empresarial internacional, seamos cautos.

Internacionalización digital no significa vigilar webs de competidores, montar una tienda online en inglés, traducir webs corporativas nacionales a idiomas, tener perfiles en redes sociales, o vender en Amazon.

Comentarios